Brackets

Aparatos de última generación al servicio de tu sonrisa

Los brackets están indicados para tratar múltiples alteraciones del alineamiento dental o maloclusión, ofreciendo resultados con la máxima eficacia.

¿Tienes dudas?
Te llamamos

Precios y Financiación

Fases del Tratamiento

Fase 1

Estudio bucodental

En la primera fase se realizan una serie de pruebas diagnósticas, como una radiografía de la boca o un escáner intraoral, para obtener un diagnóstico completo que permita al ortodoncista planificar y personalizar el tratamiento. 

Fase 2

Colocación de brackets

Se realiza la colocación de los brackets y el arco. Posteriormente se irán cambiando los arcos según las necesidades del paciente y la evolución del tratamiento.

Fase 3

Corrección de mordida

Se corrige la mordida y se encajan los molares en la posición correcta. Posteriormente se procede a la nivelación y alineamiento de las piezas dentales.

Fase 4

Cierre de espacios dentales

Se cierran los espacios dentales, ya que, tras el movimiento de los dientes, la separación entre ellos puede ser algo mayor.

Fase 5

Revisiones finales

En esta fase, el paciente acude de manera regular a su dentista para determinar si los dientes ya están en la posición correcta. Es posible que haya que realizar pequeños ajustes para acabar de perfeccionar la posición dental.

Fase 6

Retirada de brackets

Se procede a la retirada de los brackets, sólo en el momento en el que todos los objetivos anteriores se hayan alcanzado. Una vez retirados, es importante utilizar retenedores para mantener los dientes en su posición correcta.

Tipos de brackets

Brackets metálicos

Se trata de los brackets más utilizados a lo largo de los últimos años gracias a su eficacia para corregir defectos y maloclusiones. Es una ortodoncia de máxima efectividad en casos graves, pero es menos discreta que otras soluciones del mercado.

 

Brackets estéticos

Este tipo de ortodoncia es más discreta que la metálica, ya que está hecha de materiales como la cerámica, la resina o el zafiro. De esta forma, se mimetiza con el aspecto natural de los dientes.

Otros tipos de ortodoncia

Te ayudamos a escoger el tratamiento que mejor se adapte a tus necesidades

¿Cómo funcionan los brackets?

Los brackets son el soporte que une el diente con el arco que ejercerá la fuerza necesaria para producir el movimiento del diente. Los brackets constan de una base que se une al diente, un vástago con una hendidura para que se introduzca el arco y unas ligaduras que agarran el arco. El arco ejerce una fuerza contra el bracket, con el ángulo adecuado para realizar el desplazamiento de ese diente.

Pros y contras


Pros

  • Los brackets están realizados en un material muy resistente y duradero.
  • Están indicados para cualquier tipo de maloclusión o malformación dentaria.
  • Los brackets son la opción más económica con respecto a las diferentes opciones existentes

Contras

  • La principal desventaja es estética. Los brackets, especialmente los metálicos, se ven muy fácilmente, por lo que no es una opción para aquellos pacientes en los que prime la estética.
  • La limpieza bucodental es más complicada que con soluciones removibles, como la ortodoncia invisible, ya que los propios brackets dificultan el cepillado en profundidad.

¿Qué cuidados requiere este tratamiento?


Es imprescindible mantener una buena higiene bucodental ya que los brackets pueden acumular restos de comida y favorecer la proliferación de bacterias.


Por tanto, se aconseja seguir estas pautas higiénicas:

  • Cepillarse los dientes al menos 3 vece al día, prestando especial atención a la zona alrededor de los brackets.
  • Utilizar un cepillo de dientes normal para la limpieza principal, y después un cepillo interproximal para limpiar mejor entre los brackets.
  • Utilizar hilo dental o un irrigador de agua para eliminar los restos que se pueden acumular entre los dientes.
  • Usar un colutorio para ayudar a reducir la placa.

Por otro lado, el cuidado de los brackets también implica cuidar la alimentación para evitar que se despeguen o deterioren. Por ello se aconseja partir en trozos pequeños los alimentos más duros, y reducir los alimentos fibrosos o pegajosos.

Finalmente, será esencial seguir las pautas marcadas por el ortodoncista, que serán diferentes en función de cada paciente y cada caso.

¿Es un tratamiento doloroso?


Hay dos momentos en los que se pueden producir molestias: Después de colocar los brackets por primera vez y después de cada revisión. El resto del tiempo que dure el tratamiento no debería ser doloroso ni molesto. Si eso ocurriese, se deberá contactar con el ortodoncista para que valore la causa del dolor y realizase los ajustes necesarios.

¿Cuánto tiempo dura este tratamiento?


La duración de un tratamiento de ortodoncia con brackets dependerá de varios factores. Principalmente, la implicación del paciente en las rutinas y recomendaciones que establece el ortodoncista, y el grado de maloclusión dentaria.


No obstante, la duración media de un tratamiento para problemas leves suele ser de 12 meses, y para problemas moderados o graves, de 18 a 24 meses.

¿Existen restricciones alimentarias si llevo brackets?


Realizar una dieta equilibrada es fundamental para una buena salud en general, y bucodental en particular. Llevar brackets no limita el tipo de alimentos que se puedan consumir, pero sí la regularidad o las ocasiones en las que consumirlos.


Después de colocarse los brackets por primera vez, se puede notar ciertas molestias producidas por la presión del arco. Por ese motivo, en esta primera fase se recomiendan los alimentos blandos que eviten las molestias de la masticación. En cuanto el paciente se adapte a la ortodoncia, puede volver a su dieta habitual.


Por otro lado, se recomienda partir en trozos pequeños los alimentos más duros, como las manzanas, para evitar que los brackets se deterioren.